Blog de fidel Idea guardada 0 veces
Valoración de esta idea: 0 votos No valorada

El Ragdoll

Un gigante muy amable

Ragdoll


"En cuanto conoces a un felino Ragdoll te enamoras de él y ya no tienes ojos para ninguna otra raza", asegura Óscar Cortés de Unrealragdolls, criador profesional de éste bello animal. El Ragdoll posee algo mágico. Seguramente sea el resultado de juntar una belleza impresionante, una dulce mirada azul y un carácter inigualable con buena salud y fácil mantenimiento.

Si decides ser propietario de un Ragdoll, te darás cuenta que es un gato que posee lo mejor de otras razas: su pelo es tan manejable y bonito como el del Birmano y su carácter tan cariñoso y apacible como el del Persa. Además, posee la buena salud del Bosque de Noruega y un gran tamaño, similar al Maine Coon.

 

Raza desconocida

ragdoll en el césped
Este bello animal tiene su origen en Estados Unidos. Al otro lado del Atlántico es una mascota querida y conocida por todos. Sin embargo, en algunos países como España el Ragdoll no ha sido una raza habitual entre los amantes de los felinos.  

"Para nosotros es el gato perfecto", afirma Cortés, cuya fascinación por este animal es tal, que ha llegado a importarlos de lugares tan dispares como Australia, República Checa, Holanda y Alemania, consiguiendo ser propietario de los mejores ejemplares de cría y exposición. Es el único criador de Ragdolls en España con dos hembras campeonas internacionales.

 

El futuro de la raza es realmente prometedor, ya que una gran mayoría de la gente vive en pisos y lo que busca es un gato de interior, que le dé poco trabajo y que sea cariñoso y tranquilo, tanto con las personas como con otros animales. "El Ragdoll empieza a ser una de las razas preferidas de gato para compartir la vida", por lo que "resulta ideal como mascota", asegura el criador.

 

ragdoll en tarima
cachorros ragdoll
 

Características sorprendentes

Es un gato de apariencia firme, grande, con estructura ósea mediana y fuerte, musculado y de aspecto sólido. Los ojos son azules, grandes y ovalados, cuanto más intenso sea el azul mejor. El cuerpo es largo y musculoso, y su cuello corto y fuerte. La cola es larga y bien poblada. Alrededor del cuello el manto da la apariencia de un collar. Cortés describe la belleza y coquetería que desprende este bello animal: "su pelo es semi largo, denso, suave y sedoso e irá abriéndose cuando camine".

ragdoll en cristalera
ragdoll con correa


Es un gato de crecimiento lento que no alcanzará su color y tamaño definitivo hasta los tres o cuatro años de edad. En general se diferencian tres patrones: el Colorpoint, en el que mascara, orejas, cola y patas estarán bien definidas en el color del point. El Mitted, en el que la cola y la mascara será igual a la del colorpoint, salvo por tener la barbilla blanca. "Las patas delanteras con guantes blancos y las de atrás con botas blancas". El Bicolor, tendrá la cola y orejas en el color del point y en la mascara presentará "una V invertida blanca y ancha y las cuatro patas blancas", describe el criador.

 

Carácter dulce y apacible

ragdoll en el sofá
Generalmente, los gatos son ariscos e independientes pero el Ragdoll es una raza cariñosa y hogareña. "Es ante todo un gato de interior que no necesita demasiado espacio, pero sí muchas atenciones para sentirse querido en todo momento". Es muy curioso y puede seguir a su dueño por todas las estancias del hogar, comportándose en ocasiones como "un perrito faldero", explica Oscar Cortés.  

"Al ser un felino tan dócil no tiene ningún problema con los más pequeños de la casa, ya que es un animal que puede ser manejado con facilidad". Además, el resto de la familia también disfrutará mucho con un Ragdoll pues, además de ser cariñoso, "no da apenas trabajo y transmite una calma y paz casi terapéuticas", comenta Cortés.

 

Educación, salud, higiene y alimentación

Respecto a la educación, no es una raza que dé problemas, ya que al ser un gato muy calmado no hace demasiadas travesuras. Para mantener una buena salud lo más importante es que la alimentación sea, exclusivamente, a base de pienso y latas de gama alta, adecuadas a la edad y condición de tu mascota.  

ragdolls en el sofá
Como cualquier gato necesita unos cuidados básicos. Basta con un cepillado a la semana y un baño cada seis meses. Sin embargo, no olvides que "en épocas de muda hay que cepillarlo a menudo para quitarle el pelo muerto. También es aconsejable que le suministres malta para evitar el problema de las bolas de pelo", sugiere Oscar Cortés.

 

Si tienes la suerte de compartir tu vida con un felino Ragdoll, comprobarás que es una raza muy sana y longeva. No obstante, no está de más que realices visitas periódicas al veterinario y que lleves una rutina de su vacunación y desparasitación conforme al modo de vida de tu pequeño gran amigo.

¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Comentarios